Lipoescultura sin Bisturí

Se trata de un sistema de última generación, que combina cuatro tecnologías que trabajan simultáneamente en forma conjunta: radiofrecuencia, que estimula la producción de colágeno y tensa las fibras de colágeno ya existentes; láser infrarrojo, que produce lipolisis (destrucción) de la célula adiposa (grasa); vacumterapia y masaje de rodillos; que promueve la circulación sanguínea, favorece el drenaje linfático y moldea. Esto se puede resumir en tres palabras: reafirma, reduce y moldea.

Principales indicaciones

  • Reducción de la apariencia de la celulitis en sus 4 grados.
  • Reducción de la circunferencia y perdida de grasa.
  • Mejora de contorno corporal en brazo, cintura, chaparreras y abdomen.
  • Moldeado y firmeza de glúteo.
  • Flacidez y piel seca o áspera.
  • Mejora el drenaje linfático.
  • Post liposucción para prevenir la fibrosis.
  • Post parto y cesárea (recuperación rápida de tu figura

¿Que zonas se pueden tratar?

El equipo consta de 2 aplicadores que trata diversas zonas de cuerpo, como el abdomen, los glúteos, los muslos, la espalda, los brazos y piernas.

¿Cuándo se notan los resultados?

Desde la primera sesión hay una sensación de bienestar, en la segunda sesión, la piel luce más suave, firme y tensa y a partir del tercer tratamiento empezamos a reducir medidas en la circunferencia abdominal, muslos y glúteos entre 3 y 5 cm El tratamiento completo, indicado por el médico especialista, consiste en realizar de 6 a 8 sesiones, una por semana. Una vez finalizado todo el tratamiento inicial, los resultados obtenidos serán más duraderos si se acompañan de una dieta adecuada, baja en grasas y carbohidratos, ejercicio aerobico diario y una sesión cada 3 meses.

En cuanto a la seguridad del tratamiento

El equipo está aprobado por Food and Drug Administration (FDA) de los Estados Unidos, con lo cual es seguro y efectivo para el tratamiento reductivo y de celulitis. Se puede utilizar en todos los fototipos de piel. No existen efectos secundarios adversos reportados en el corto o largo plazo. ¿En qué casos está contraindicado su uso? En caso de existir marcapasos, injertos o prótesis metálicos, cáncer en curso o historial de cáncer (espacialmente de piel o lunares premalignos). En caso de embarazo y lactancia. Hipotiroidismo no controlado. También, de existir infecciones cutáneas en el área de tratamiento. En personas con problemas de fotosensibilidad o que tomen medicamentos fotosensibilizantes. En casos de diabetes (tipo I). En insuficiencia cardiaca, flebitis, insuficiencia linfática. En infecciones de vías urinaria recurrentes o insuficiencia renal.